Irregular periods

periodos irregulares


Este artículo ha sido revisado médicamente por el Dr. Noortje Paridaans, ginecólogo de los Países Bajos, especializado en el diagnóstico y tratamiento quirúrgico de la Endometriosis. Además de su especialización, se centra en impulsar a las mujeres en su camino hacia la salud, creando conciencia sobre la salud de las mujeres, creando podcasts y revisando información médica.

Todos hemos estado allí. Ese momento que te provoca ansiedad en el que no esperabas tu período, pero de todos modos aparece. Quizás fue antes o después de lo esperado, quizás fue bienvenido o no. Ahora bien, en las extrañas ocasiones en que tenga un ciclo irregular único, esto generalmente no es motivo de preocupación. Sin embargo, para algunos, los patrones persistentes de irregularidad significan que puede parecer imposible saber cuándo llegará el flujo de tía [1] . Si tus períodos son irregulares o incluso ausentes… ¡no los ignores! Descubrir por qué puede ayudar a prevenir muchas implicaciones para la salud a corto y largo plazo, ¡y puede brindarle tranquilidad! Recuerda que tu ciclo menstrual es un signo vital y un indicador crítico de tu salud, que te recomendamos escuchar [2] . Sin más preámbulos, profundicemos en lo que necesita saber sobre el sangrado irregular, comúnmente conocido como períodos irregulares.

Entonces, ¿qué es exactamente un período “normal”?

Para entender los ciclos irregulares es importante que primero volvamos a los conceptos básicos del ciclo menstrual .

¿Qué cuenta como mi ciclo menstrual?

Un ciclo menstrual “normal” dura entre 21 y 35 días [3] . Ahora, si estás pensando “¿qué significa eso?”, lo tenemos cubierto. No, no nos referimos a la duración de tu período cada mes (¡esperamos que no sea tan largo!). El ciclo menstrual se refiere desde el primer día de un período hasta el día anterior a su próximo período. Sencillo, ¿verdad? Sin embargo, debemos mencionar que, si bien el período “de libro de texto” a menudo se considera 28 días, los estudios han demostrado que este es solo el caso para alrededor del 13% de las personas que menstrúan [4] . Lo que significa que si tu ciclo menstrual no es exactamente de 28 días cada mes, está bien. Para algunas, un ciclo de 21 días es normal y para otras, un ciclo de 35 días puede serlo. Cada uno de nosotros es único. Sin embargo, independientemente de cuán largo o corto sea su ciclo menstrual, su período debería llegar aproximadamente con un par de días de diferencia cada mes.

¿Qué es un período irregular?

Ahora que hemos hablado de un ciclo regular o “normal”, podemos hablar de uno irregular. Los períodos pueden ser irregulares si ocurren con menos frecuencia de 21 días, con más frecuencia de 35 días o si son impredecibles cada mes (si es usted, ¡asegúrese de tener a mano esos suministros de emergencia para el período, como un par de Snuggs o almohadilla/tampón de respaldo) [6] . Conocer su cuerpo y su ciclo menstrual aquí marca la diferencia a la hora de reconocerlo. Si ha tenido ciclos regulares anteriormente, generalmente se nota cuando su período llega demasiado rápido o más tarde de lo habitual. Quizás un mes tu período te llegue el día 28 y al siguiente el día 37. Eso es irregular. Para simplificar las cosas, un ciclo irregular puede significar que su período ocurre con poca frecuencia, con demasiada frecuencia o de manera impredecible. Cuando esto sucede durante varios meses seguidos, sin duda es hora de visitar al médico.

¿Un ciclo irregular es siempre motivo de preocupación? Respuesta sencilla: no. No es inusual tener algún que otro mes inestable, y este no es el fin del mundo ni una razón para acudir corriendo al médico. También es normal que los ciclos menstruales sean irregulares durante ciertos momentos de la vida de una persona, como el inicio de la menstruación (menarquia), la transición a la menopausia (perimenopausia), el uso de anticonceptivos hormonales y el posparto [7]. .

Causas de períodos irregulares.

Puede haber muchas causas de un ciclo irregular. Entre las posibilidades están:

Factores externos:

  • Factores estresantes extremos: el estrés a veces puede hacer que el cerebro no esté seguro de si puede soportar adecuadamente un embarazo y esto luego interfiere con la comunicación entre el cerebro y los ovarios, lo que hace que sea más difícil hacerlo. Algunos ejemplos podrían ser enfermedades crónicas, el fallecimiento de un ser querido, cambios de peso y dietas o ejercicio extremos [8].

Causas hormonales:

  • Síndrome de ovario poliquístico (SOP) : se trata de una afección compleja que surge de anomalías hormonales que pueden interferir con la ovulación normal. Se caracteriza por irregularidades menstruales, altos niveles de hormonas masculinas (testosterona) y múltiples folículos pequeños o quistes en los ovarios [9].
  • Problemas de tiroides : la glándula tiroides (ubicada en el cuello) crea hormonas tiroideas que trabajan para controlar muchas de las funciones del cuerpo. El hipotiroidismo o el hipertiroidismo pueden provocar la liberación de muy pocas o demasiadas hormonas tiroideas que afectan directamente los ovarios y el ciclo menstrual [10] .
  • Exceso de prolactina : la prolactina es una hormona producida por la glándula pituitaria que controla la lactancia (producción de leche materna) [11] . La secreción alta de prolactina puede interferir con la producción normal de hormonas y alterar o incluso detener la ovulación. Sin ovulación = sin período.
  • Insuficiencia ovárica primaria (menopausia precoz): ocurre cuando los óvulos se están acabando antes de lo esperado y por eso el ovario no tiene tantos disponibles en un mes determinado [12]

Unas palabras sobre el estrés

La vida es estresante (además de una pandemia global, conflictos mundiales e inflación), así que profundicemos un poco más en cómo el estrés podría contribuir a un ciclo irregular [13, 14] . Como hemos establecido, su cerebro y sus ovarios están conectados, y esto es lo que controla el funcionamiento de su útero. Sin embargo, el cerebro también necesita interpretar señales del resto del cuerpo.

Si cree que podría no ser un buen momento para quedar embarazada, ya sea debido a una enfermedad, infección, angustia emocional extrema, ejercicio intenso, restricciones alimentarias, etc., dejará de enviar la hormona liberadora de gonadotropina (manténgase quieto). con nosotros aquí), por lo tanto, la pituitaria no envía la hormona estimulante del folículo (FSH) y usted no ovula [8] . No crece ningún huevo. Si no crece ningún óvulo, no hay estrógeno, no se desarrolla revestimiento, no hay progesterona y no hay período. No pasa nada.

Si piensas en todo esto desde el punto de vista de la evolución, tiene mucho sentido. Si estás huyendo de un oso, migrando a través de un país o viviendo en una hambruna o guerra (o cualquier otro gran factor estresante), el cuerpo no quiere preocuparse por sustentar otra vida.

Consejo: si te ha faltado la regla o es más tarde de lo habitual, no olvides hacerte una prueba de embarazo. ¡Nunca está de más!

Buscando ayuda

Si ha notado un patrón de irregularidad en sus períodos, debe consultar a un médico.

  • Es decir, si ocurre con más frecuencia de 21 días, menos de cada 35 días o se siente impredecible… ¡sin rima ni ritmo a la vista!
  • Recuerde, si algo no se siente bien en lo que respecta al cuerpo, probablemente no lo esté.
  • Sepa que está bien ir a ver a un médico. Está bien hacer preguntas. Está bien ser tu propio defensor.

¿Aún tienes preguntas?

Estamos aquí para ayudar. Brindamos asesoramiento educativo, así que si no estás seguro de algo, ¡pregunta!

Además, si todavía no se siente cómodo hablando con su médico, puede preguntarme. No brindo ayuda médica, pero ciertamente podría señalar algunos conceptos básicos de sus inquietudes y guiarlo a través de...

Pregúntale a Zoé

Qué esperar al acudir al médico por un ciclo irregular

Ciertamente puede resultar desalentador ir al médico por algo como su período. ¡Pero sepa que su médico está ahí para ayudarla y que no es motivo de vergüenza ni juicio hablar sobre la menstruación! Cuando ingrese, muéstrele a su médico el historial de su ciclo (una aplicación de seguimiento o un diario pueden ser útiles aquí) y mencione cualquier otro cambio o síntoma que haya estado experimentando. Esto puede ayudar a su médico a resolver el enigma de qué está causando la irregularidad de su ciclo. Es probable que le hagan preguntas sobre su historial médico completo, le realicen análisis de sangre para comprobar los niveles hormonales y de glucosa en sangre y, potencialmente, una ecografía pélvica de su útero y ovarios.

Gestión de un ciclo irregular

El tratamiento de un ciclo irregular depende, por supuesto, de la razón subyacente por la que ocurren. La gestión podría incluir:

  • Cambios en el estilo de vida (modificación de conducta, dieta, psicoterapia y técnicas de reducción del estrés)
  • Pastillas anticonceptivas u otros medicamentos.

También puedes tomar la iniciativa para:

  1. Realice un seguimiento de su ciclo: anote las fechas de su ciclo menstrual y observe si hay irregularidades
  2. Comprender la fisiología normal del ciclo menstrual.
  3. Practique una buena higiene del sueño
  4. Aborde las causas fundamentales de su estrés
  5. Saca algo de tiempo para mí. Escucha a tu cuerpo, ¿qué estás necesitando ahora mismo?
  6. ¡Mueve tu cuerpo!
  7. Busque apoyo. Otros proveedores de atención médica, como psicólogos y dietistas, pueden ayudarla a controlar su ciclo.
  8. Consiga un defensor. Navegar por todo esto solo puede ser, bueno, aterrador. Encuentre el apoyo de alguien en quien confíe; ¡Incluso pueden acompañarte en tus visitas al médico!

Palabra final

Los ciclos menstruales irregulares pueden ser un indicador de que algo está sucediendo en el cuerpo que debe abordarse. Es importante que consulte a un médico para ayudar a determinar la causa, proteger su salud y brindarle tranquilidad.

Referencias
  • 1. Gunter J. La Biblia de la vagina: La vulva y la vagina - Separando el mito de la medicina: Citadel Press; 2019.
  • 2. Atención ACoAH. Opinión del Comité ACOG No. 349, noviembre de 2006: Menstruación en niñas y adolescentes: utilizando el ciclo menstrual como signo vital. Obstet Ginecol. 2006;108(5):1323-8.
  • 3. Fraser IS, McCarron G, Markham R, Resta T. Sangre y contenido total de líquido del flujo menstrual. Obstet Ginecol. 1985;65(2):194-8.
  • 4. Yang H, Zhou B, Prinz M, Siegel D. Análisis proteómico de la sangre menstrual. Proteómica de células Mol. 2012;11(10):1024-35.
  • 5. Garg S, Anand T. Mitos relacionados con la menstruación en la India: estrategias para combatirla. J Familia Med Prim Care. 2015;4(2):184-6.
  • 6. Johnston-Robledo I, Chrisler JC. La marca menstrual: la menstruación como estigma social. Roles sexuales. 2013;68(1):9-18.
  • 7. Jones MM. Biología reproductiva humana: Elsevier Science; 2012.
  • 8. Dasharathy SS, Mumford SL, Pollack AZ, Perkins NJ, Mattison DR, Wactawski-Wende J, et al. Patrones de sangrado menstrual entre mujeres que menstrúan regularmente. Revista americana de epidemiología. 2012;175(6):536-45.
  • 9. Garry R, ​​Hart R, Karthigasu KA, Burke C. Una reevaluación de los cambios morfológicos dentro del endometrio durante la menstruación: un estudio histeroscópico, histológico y con microscopía electrónica de barrido. Hum Reproducción. 2009;24(6):1393-401.
  • 10. Fraser IS, Critchley HO, Broder M, Munro MG. Las recomendaciones de la FIGO sobre terminologías y definiciones de sangrado uterino normal y anormal. Semin Reprod Med. 2011;29(5):383-90.
  • 11. Sriprasert I, Pakrashi T, Kimble T, Archer DF. Diagnóstico y tratamiento médico del sangrado menstrual abundante. Anticonceptivo Reprod Med. 2017;2:20.