Heavy periods

Períodos abundantes


Como si los otros síntomas relacionados con el período no fueran lo suficientemente malos, agregue los períodos abundantes y estamos casi listos para tirar la toalla sobre nuestros órganos reproductivos. Sí, pueden ser una fuente importante de incomodidad, angustia e inconvenientes, lo que hace que muchos de nosotros temamos el flujo de tía cada mes. El sangrado menstrual abundante, conocido como menorragia [1] , que literalmente se traduce como períodos intensos, es un sangrado menstrual excesivo o prolongado. Afecta a alrededor del 25% de las personas que menstrúan [2] y puede ser gravemente debilitante. Después de todo, nadie quiere vivir ansiosamente preocupándose de si su período se filtrará a través de su ropa.

¿Qué se considera un período abundante?

  • Puede resultar difícil saber con certeza si su período es abundante o no, ya que lo que se considera "normal" puede variar mucho de persona a persona.
  • Según el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos, un período abundante se define como la pérdida de más de 80 ml de sangre durante un ciclo menstrual [3, 4] .
  • Los signos de que su período puede ser abundante incluyen la necesidad de cambiar su producto menstrual con más frecuencia de lo habitual, tener coágulos abundantes o grandes grumos de sangre, o experimentar fatiga o debilidad.
  • Los períodos abundantes no deben pasarse por alto ni aceptarse como algo normal. Es importante hablar con su proveedor de atención médica si cree que puede tener un período abundante. Pueden ayudar a determinar la causa y desarrollar un plan para controlar sus síntomas.
  • El hecho de que los períodos menstruales abundantes puedan ser comunes no debe aceptarse como algo normal, pasarse por alto ni sufrirse en silencio.

Consejo: como regla general, si algo no se siente bien en lo que respecta al cuerpo, probablemente no lo esté. Sepa que está bien ir a ver a un médico. Está bien hacer preguntas. Está bien ser tu propio defensor. Recuerde, usted es quien mejor conoce su cuerpo.

¿Cuáles son los signos de un período abundante?

  • Sensación de que necesitas cambiar las toallas sanitarias, la ropa interior menstrual o los tampones al menos cada hora (y durante varias horas seguidas)
  • La necesidad de utilizar toalla sanitaria y tampón al mismo tiempo.
  • Más de 7 días de sangrado menstrual.
  • O, según las directrices NICE del Reino Unido, cualquier “pérdida excesiva de sangre menstrual que afecte física, emocional, social y financieramente la calidad de vida de la mujer (persona*) y pueda manifestarse por sí sola o con otros síntomas” [6] .

El punto más importante a tener en cuenta es que si su sangrado menstrual afecta su vida diaria de alguna manera, como por ejemplo obligarla a quedarse confinada en casa, interrumpir sus actividades diarias o causarle estrés y ansiedad, entonces debe hablar con su médico.

¿Qué causa los períodos abundantes?

Entonces, ¿por qué mis períodos son tan abundantes? Bueno, existen numerosas causas posibles de sangrado abundante. Si bien algunos pueden ser simples y fáciles de tratar, otros pueden ser más graves.

Las causas pueden incluir:

Relacionados con el útero:

  • Fibromas uterinos: crecimientos o bultos no cancerosos dentro de la pared del útero.
  • Pólipos: crecimientos generalmente no cancerosos (benignos) en el endometrio que parecen una gran "lágrima" de tejido.
  • Endometriosis: una afección en la que se encuentran tejidos similares al revestimiento del útero fuera del útero.
  • Adenomiosis: una afección en la que los tejidos del revestimiento del útero crecen hacia la pared muscular del útero.

Relacionado con las hormonas

  • Síndrome de ovario poliquístico (SOP): una afección que afecta el funcionamiento de los ovarios. Los períodos pueden ser irregulares, pero también pueden volverse más abundantes, ya que el revestimiento tarda más en espesarse y hay más acumulación que eliminar.
  • Problemas de tiroides: esto generalmente implica una tiroides poco activa. La glándula tiroides desempeña un papel importante en la producción de hormonas femeninas y en los factores de coagulación necesarios para detener el flujo de sangre menstrual.
  • Trastornos hemorrágicos: como la enfermedad de von Willebrand, que es un trastorno en el que existe una deficiencia o deterioro de un factor esencial de coagulación sanguínea.
  • Sobrepeso y obesidad: el tejido adiposo es una fuente importante de estrógeno, que es la hormona que actúa construyendo el revestimiento del útero. Los niveles más altos de estrógeno provocarán un revestimiento uterino más grueso, lo que puede provocar un período mucho más abundante.

Otro:

  • Ciertas formas de anticoncepción: Las espirales de cobre (un tipo de dispositivo intrauterino que actúa como anticonceptivo y contiene cobre), aunque son relativamente populares y muy efectivas, pueden provocar períodos más abundantes.
  • Otras causas: puede haber otras causas, como embarazo ectópico, aborto espontáneo, infecciones uterinas o pélvicas (como enfermedad inflamatoria pélvica), ciertos medicamentos o cáncer (cáncer de endometrio o de cuello uterino) [7] .

Algunas de las razones más comunes del sangrado menstrual abundante son los fibromas (20%-30% de los casos) [8] , pólipos uterinos (5%-10% de los casos) [9] o endometriosis (5% de los casos) [10 ] . Aproximadamente la mitad de las mujeres con períodos abundantes no tienen una causa identificable [11] (lo sabemos... ¡frustrante!).

Importante: si estás experimentando períodos abundantes… ¡debes conocer la causa subyacente de los mismos!

¿Cuáles son los riesgos asociados con un período abundante?

El sangrado menstrual abundante no sólo puede afectar significativamente su calidad de vida (estado mental, productividad, relaciones, vida sexual, etc.), sino que también puede indicar que puede tener un posible problema subyacente que debe abordarse (12-14). Como siempre, escucha a tu cuerpo, tu ciclo menstrual es un gran indicador de tu salud. La pérdida de grandes cantidades de sangre debido a períodos abundantes también puede provocar deficiencia de hierro (anemia) [15] . La anemia afecta aproximadamente a dos tercios de las personas con períodos abundantes y, en casos graves, la anemia puede provocar dificultad para respirar y aumentar el riesgo de problemas cardíacos [4] .

¿Qué tan común es tener un período abundante?

Alrededor de 1 de cada 5 mujeres en el Reino Unido experimentará un período abundante [1] . Pero sepa que la cantidad de sangrado varía de persona a persona y puede cambiar en diferentes etapas de la vida; por ejemplo, en la adolescencia o cuando se acerca la menopausia.

¿Debo consultar a un médico acerca de mis períodos abundantes?

Si cree que podría estar experimentando un sangrado menstrual abundante, el primer paso es consultar a su proveedor de atención médica. Pueden ayudarte a controlar el flujo de tía. Sí, puede dar miedo consultar a un médico acerca de tus períodos, pero recuerda que no están ahí para juzgarte y su objetivo es ayudarte. Dicho esto, si se siente desestimado o no siente que su proveedor lo está escuchando adecuadamente, ¡busque a otra persona!

¿Aún tienes preguntas sobre los períodos abundantes? No dudes en preguntarnos cualquier cosa y haremos todo lo posible para abordarlas de forma informativa y educativa. Recuerde, el conocimiento es poder.

Pregúntale a Zoé

¿Cómo detener los períodos abundantes?

Dependiendo de la causa subyacente de su sangrado menstrual abundante, su médico puede tratarlo usando [16] :

  • Control de natalidad hormonal
  • Terapia hormonal
  • Hormona liberadora de gonadotropina
  • Ácido tranexámico
  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE)
  • También se pueden recetar suplementos de hierro si presenta signos y síntomas de anemia. Si los medicamentos no reducen el sangrado, se puede recomendar un procedimiento quirúrgico.
  • ¿Cómo evaluará mi médico mis períodos abundantes?
  • Su médico tomará un historial médico completo, le preguntará sobre sus períodos menstruales, su flujo menstrual y probablemente le realizará un examen pélvico. También es posible que necesiten otras pruebas para determinar qué está causando sus períodos abundantes, como un análisis de sangre, una ecografía, una prueba de Papanicolaou, una biopsia o una histeroscopia.

Historias de períodos abundantes

Palabra final:

Si le preocupa tener períodos abundantes, no sufra en silencio: hable con un profesional de la salud. Los períodos abundantes no son algo con lo que deba lidiar simplemente y existen numerosas opciones de tratamiento/manejo disponibles. Puede ser útil realizar un seguimiento de su período y tomar nota de los tampones y toallas sanitarias utilizados antes de consultar a su médico. Por último, necesitamos más diálogo sobre nuestros períodos porque cuando no hablamos de ellos, a menudo no sabemos qué es normal o anormal.

Referencias
  • 1. Gunter J. La Biblia de la vagina: La vulva y la vagina - Separando el mito de la medicina: Citadel Press; 2019.
  • 2. Atención ACoAH. Opinión del Comité ACOG No. 349, noviembre de 2006: Menstruación en niñas y adolescentes: utilizando el ciclo menstrual como signo vital. Obstet Ginecol. 2006;108(5):1323-8.
  • 3. Fraser IS, McCarron G, Markham R, Resta T. Sangre y contenido total de líquido del flujo menstrual. Obstet Ginecol. 1985;65(2):194-8.
  • 4. Yang H, Zhou B, Prinz M, Siegel D. Análisis proteómico de la sangre menstrual. Proteómica de células Mol. 2012;11(10):1024-35.
  • 5. Garg S, Anand T. Mitos relacionados con la menstruación en la India: estrategias para combatirla. J Familia Med Prim Care. 2015;4(2):184-6.
  • 6. Johnston-Robledo I, Chrisler JC. La marca menstrual: la menstruación como estigma social. Roles sexuales. 2013;68(1):9-18.
  • 7. Jones MM. Biología reproductiva humana: Elsevier Science; 2012.
  • 8. Dasharathy SS, Mumford SL, Pollack AZ, Perkins NJ, Mattison DR, Wactawski-Wende J, et al. Patrones de sangrado menstrual entre mujeres que menstrúan regularmente. Revista americana de epidemiología. 2012;175(6):536-45.
  • 9. Garry R, ​​Hart R, Karthigasu KA, Burke C. Una reevaluación de los cambios morfológicos dentro del endometrio durante la menstruación: un estudio histeroscópico, histológico y con microscopía electrónica de barrido. Hum Reproducción. 2009;24(6):1393-401.
  • 10. Fraser IS, Critchley HO, Broder M, Munro MG. Las recomendaciones de la FIGO sobre terminologías y definiciones de sangrado uterino normal y anormal. Semin Reprod Med. 2011;29(5):383-90.
  • 11. Sriprasert I, Pakrashi T, Kimble T, Archer DF. Diagnóstico y tratamiento médico del sangrado menstrual abundante. Anticonceptivo Reprod Med. 2017;2:20.