Endometriosis

endometriosis


La batalla invisible: la endometriosis

La endometriosis no es sólo un “mal período”. No es una infección ni un cáncer. Es una enfermedad crónica debilitante que todavía se ignora en gran medida, pero que afecta a 1 de cada 10 mujeres en todo el mundo y a un número indeterminado de personas transgénero y no binarias (1) . Ya nos escuchaste, son muchas personas. Entonces, lo más probable es que conozcas a alguien con endodoncia. Podría decirse que es una de las enfermedades más comunes y devastadoras de las que la gente nunca ha oído hablar. La pregunta: "¿Qué es la endometriosis?" ha sido durante mucho tiempo una de las preguntas relacionadas con la salud más populares en Google. No temas, estamos aquí para responder todas tus preguntas relacionadas con endodoncia y más.

¿Qué es la endometriosis?

La endometriosis es una afección inflamatoria de todo el cuerpo en la que tejidos que tienen propiedades similares al revestimiento más interno del útero, conocido como endometrio, se encuentran en otras partes del cuerpo (2) .

Este tejido parecido al endometrio se espesa durante el ciclo menstrual y eventualmente sangra. A diferencia del tejido endometrial que sale del útero a través de la vagina cada mes, la sangre de los tejidos desplazados no tiene forma de salir del cuerpo. Más bien, se acumula cerca de los órganos y tejidos afectados, irritándolos e inflamándolos. Esto puede provocar dolor y, a veces, el desarrollo de tejido cicatricial que puede formar una red que fusiona órganos.

¿Cual es la causa?

No existe una causa comprobada para la endometriosis (lo sabemos, estamos igual de enojados por eso). Sin embargo, existen varias teorías sobre lo que puede causar la afección, una de las cuales es que el tejido del endometrio retrocede hacia las trompas de Falopio y el abdomen, algo así como una "menstruación inversa" (4) . Ninguna teoría explica completamente cómo aparece la endometriosis y la causa real sigue siendo desconocida. Puedes conocer más sobre las diferentes teorías aquí . También es muy probable que ciertos genes desempeñen un papel en la predisposición de las personas a la enfermedad (5) . Cualquiera puede contraer endometriosis. Si bien es más común y a menudo solo se describe como un problema “de mujeres”, la endometriosis ocurre en personas trans y no binarias e incluso se ha encontrado en algunos hombres cisgénero (3) .

¿Cuales son los sintomas?

La endometriosis es una condición altamente individual. Como la forma en que crece la endometriosis difiere de persona a persona, la variedad de síntomas y la extensión de la enfermedad también variarán (6-8) . Es importante señalar aquí que la cantidad de endometriosis no siempre se corresponde con la intensidad de los síntomas. ¡Podrías tener endodoncia leve y síntomas severos o viceversa! Los síntomas más comunes (que afectan a aproximadamente tres de cada cuatro pacientes) se relacionan con el dolor, ya sea durante la regla, fuera de la regla, durante las relaciones sexuales, las deposiciones o la micción (9) .

Endometriosis UK destaca algunos de los otros síntomas que se han informado:

Síntomas de dolor Síntomas de sangrado Síntomas de intestino y vejiga. Otros síntomas
Períodos dolorosos Períodos abundantes con o sin coágulos Deposiciones dolorosas Cansancio/falta de energía
Dolor en la ovulación Sangrado prolongado Sangrado del intestino Depresión
Dolor durante un examen interno. 'Manchado' o sangrado entre períodos Síntomas del intestino irritable (diarrea, estreñimiento, hinchazón, especialmente durante la regla), a menudo denominados "endovientre". Ansiedad
Dolor durante o después del sexo. Períodos abundantes Dolor al orinar Dolor de espalda
Dolor pélvico Pérdida de sangre "vieja" u "oscura" antes del período Dolor antes o después de orinar o abrir el intestino. Dolor de pierna

La realidad de vivir con endometriosis

Sin embargo, la realidad de vivir con esta afección es mucho más que una simple lista de síntomas o una definición clínica simplificada. A la endometriosis a menudo se la denomina "afección de todo el cuerpo" porque sus efectos se extienden más allá de los órganos reproductivos y afectan varios aspectos del cuerpo y de la vida.

La endometriosis puede afectar la calidad de vida de diversas maneras, que incluyen:

  • Dolor crónico
  • Fatiga
  • Problemas de salud mental (depresión y ansiedad)
  • Imagen corporal negativa
  • Dificultades con el sexo y las relaciones.
  • Problemas para concebir (infertilidad)
  • Dificultad para cumplir compromisos laborales y sociales.

¿Qué dolor es normal?

Aclaremos algunas cosas. Cualquier dolor punzante, punzante o punzante que imposibilite el funcionamiento durante el día no es normal . Cualquier dolor pélvico grave o debilitante, dolor abdominal, dolor durante las relaciones sexuales o al defecar o orinar, no es normal . Cualquier sensación de que va a vomitar, desmayarse o necesitar faltar a la escuela o al trabajo debido al dolor no es normal . Si tiene estos síntomas o si su dolor no se controla con analgésicos de venta libre, es esencial que hable con su médico sobre la posibilidad de tener endometriosis.

Dejemos de descuidar el dolor

¿Alguna vez te han dicho que simplemente “sigas adelante”, “tomes un analgésico” o “seguís adelante”? Un estudio de 2004 encontró que los profesionales de la salud a menudo trivializan los síntomas de la endometriosis como "dolor menstrual típico" (10) . Ya sea por parte de un médico, familia o amigos, desde hace mucho tiempo existe una cultura dañina de normalizar y descartar el dolor menstrual, así como otros síntomas poco agradables. Esto hace que muchas personas, incluidas algunas celebridades muy conocidas, crezcan sufriendo sin darse cuenta de que sus experiencias no son normales (11, 12) . Incluso cuando hablan de su dolor, no siempre se les cree. Tomemos, por ejemplo, el hecho de que el dolor de las mujeres se trata de manera menos agresiva que el de los hombres, incluso cuando lo califican con mayor gravedad (11) . Estas luchas por obtener ayuda, sentirse escuchadas y recibir un diagnóstico son parte de un problema mayor conocido como brecha de género en salud (13) .

Algunos datos breves:

  • La endometriosis no necesariamente equivale a infertilidad.
  • Tu dolor es real y válido.
  • La endometriosis puede ocurrir en cualquier parte del cuerpo (en casos raros, incluso se ha encontrado en los pulmones)
  • Algunas personas con endometriosis pueden no presentar síntomas
  • El embarazo o la histerectomía no son “curas” para la endometriosis
  • Si tu madre o tu hermana tienen endometriosis, es posible que tengas un mayor riesgo (14)
  • Las personas con endometriosis tienen un mayor riesgo de sufrir enfermedades mentales como depresión y ansiedad.

Llegar a un diagnóstico

Pasan una media de ocho años entre la aparición de los síntomas y el diagnóstico de endometriosis (15) . Tomémonos un momento para comprender la gravedad de esa estadística... ¡eso es mucho tiempo de sufrimiento!

Los retrasos en el diagnóstico pueden deberse a multitud de motivos que incluyen el despido médico, recursos limitados, baja priorización de la afección, técnicas de diagnóstico subóptimas y escaso conocimiento y conciencia pública (¡aún ni siquiera conocemos la causa!) (16, 17) . A menudo, los síntomas generales de la endometriosis significan que los profesionales de la salud no pueden diagnosticarla fácilmente y que quienes la padecen tienen un conocimiento limitado de la afección (18) . Dado que el dolor de la endometriosis a veces puede ser incapacitante, este retraso puede afectar gravemente aspectos de la vida (19) .

Si bien la cirugía (laparoscopia) es la única forma de hacer un diagnóstico definitivo de endometriosis, los médicos pueden dar un diagnóstico clínico de "sospecha de endometriosis" basándose en los síntomas y un examen físico (20) . También hay cada vez más investigaciones que demuestran que una ecografía puede ayudar a realizar un diagnóstico fiable en algunos casos .

Tratamiento

No existe una “cura” para la endometriosis. Más bien, el tratamiento se centra en controlar los síntomas y mejorar la calidad de vida. Es importante reconocer que la experiencia y las opciones de tratamiento de cada persona serán diferentes. Si bien existen opciones de cirugía, medicamentos hormonales y analgésicos que pueden aliviar algunos síntomas, en este momento la endodoncia sigue siendo una afección incurable. Muchas personas también recurren a terapias complementarias, nutrición y apoyo emocional. De hecho, es posible prosperar con endometriosis.

¿Qué medidas debo tomar si sospecho de endometriosis?

  1. Familiarízate con los síntomas de la endometriosis. No es normal sufrir un dolor intenso o debilitante que no se puede aliviar con antiinflamatorios de venta libre.
  2. Documente su ciclo menstrual y sus síntomas. Hay varias aplicaciones disponibles o puedes usar un diario.
  3. Pídale a su médico de cabecera que le derive a un ginecólogo especialista en endometriosis.
  4. Escriba sus preguntas antes de la cita con su médico y tráigalas con usted.
  5. Reúna un equipo de apoyo formado por amigos y familiares.
  6. Si siente que sus inquietudes no se abordan o que no lo escuchan, ¡busque otra opinión!

Palabra final:

Si tiene problemas con su período y/o un dolor que interrumpe su vida diaria, sepa que no está sola y que hay ayuda disponible. No estás destrozado, no eres una carga y no deberías tener que sufrir.

Recursos sobre endometriosis:

  1. Recursos y soporte de redes sociales:
  2. Aplicaciones para rastrear y reconocer síntomas de endometriosis
  3. Historias personales con endo:
  4. Hoja informativa sobre cómo apoyar a las personas con endometriosis:
Referencias
  • 1. Rogers PA, D'Hooghe TM, Fazleabas A, Gargett CE, Giudice LC, Montgomery GW, et al. Prioridades para la investigación de la endometriosis: recomendaciones de un taller de consenso internacional. Ciencia de la reproducción. 2009;16(4):335-46.
  • 2. Parasar P, Ozcan P, Terry KL. Endometriosis: epidemiología, diagnóstico y manejo clínico. Curr Obstet Gynecol Rep. 2017;6(1):34-41.
  • 3. Fukunaga M. Endometriosis paratesticular en un hombre con terapia hormonal prolongada para el carcinoma de próstata. Patología: investigación y práctica. 2012;208(1):59-61.
  • 4. Sourial S, Tempest N, Hapangama DK. Teorías sobre la patogénesis de la endometriosis. Int J Reprod Med. 2014;2014:179515.
  • 5. Uno S, Zembutsu H, Hirasawa A, Takahashi A, Kubo M, Akahane T, et al. Un estudio de asociación de todo el genoma identifica variantes genéticas en el locus CDKN2BAS asociadas con la endometriosis en japonés. Nat Genet. 2010;42(8):707-10.
  • 6. Laufer MR, Goitein L, Bush M, Cramer DW, Emans SJ. Prevalencia de endometriosis en adolescentes con dolor pélvico crónico que no responde a la terapia convencional. J Pediatr Adolesc Gynecol. 1997;10(4):199-202.
  • 7. DiVasta AD, Vitonis AF, Laufer MR, Missmer SA. Espectro de síntomas en mujeres diagnosticadas con endometriosis durante la adolescencia versus la edad adulta. Soy J Obstet Gynecol. 2018;218(3):324.e1-.e11.
  • 8. Ramin-Wright A, Schwartz ASK, Geraedts K, Rauchfuss M, Wölfler MM, Haeberlin F, et al. Fatiga: un síntoma de la endometriosis. Hum Reproducción. 2018;33(8):1459-65.
  • 9. Giúdice LC. Práctica clinica. Endometriosis. N Inglés J Med. 2010;362(25):2389-98.
  • 10. Denny E. La experiencia de las mujeres con la endometriosis. J Adv Enfermería. 2004;46(6):641-8.
  • 11. Hoffmann DE, Tarzian AJ. La niña que lloró de dolor: un sesgo contra las mujeres en el tratamiento del dolor. La Revista de Derecho, Medicina y Ética. 2001;28(4_suppl):13-27.
  • 12. Zhang L, Losin EAR, Ashar YK, Koban L, Wager TD. Sesgos de género en la estimación del dolor de los demás. J Dolor. 2021;22(9):1048-59.
  • 13. McGregor AJ. El sexo importa: cómo la medicina centrada en los hombres pone en peligro la salud de las mujeres y qué podemos hacer al respecto: Quercus; 2021.
  • 14. Moen MH, Magnus P. El riesgo familiar de endometriosis. Acta Obstet Gynecol Scand. 1993;72(7):560-4.
  • 15. Armor M, Sinclair J, Ng CHM, Hyman MS, Lawson K, Smith CA, et al. La endometriosis y el dolor pélvico crónico tienen un impacto similar en las mujeres, pero el tiempo hasta el diagnóstico está disminuyendo: una encuesta australiana. Representante científico 2020;10(1):16253.
  • 16. Hudelist G, Fritzer N, Thomas A, Niehues C, Oppelt P, Haas D, et al. Retraso diagnóstico de la endometriosis en Austria y Alemania: causas y posibles consecuencias. Reproducción humana. 2012;27(12):3412-6.
  • 17. Agarwal SK, Chapron C, Giudice LC, Laufer MR, Leyland N, Missmer SA, et al. Diagnóstico clínico de endometriosis: un llamado a la acción. Revista Estadounidense de Obstetricia y Ginecología. 2019;220(4):354.e1-.e12.
  • 18. Young K, Fisher J, Kirkman M. Experiencias de mujeres con endometriosis: una revisión sistemática y síntesis de investigación cualitativa. Revista de planificación familiar y atención de la salud reproductiva. 2015;41(3):225.
  • 19. De Graaff AA, D'Hooghe TM, Dunselman GAJ, Dirksen CD, Hummelshoj L, Consortium WE, et al. El efecto significativo de la endometriosis en el bienestar físico, mental y social: resultados de una encuesta transversal internacional. Reproducción humana. 2013;28(10):2677-85.
  • 20. Berker B, Seval M. Problemas con el diagnóstico de endometriosis. Salud de la Mujer (Londres). 2015;11(5):597-601.